Nadie duda de que el deporte es salud, pero un exceso de ejercicio puede producir el efecto contrario. Explicamos cuándo se desgasta el músculo y cómo identificar los síntomas del sobre entrenamiento.

Qué se considera exceso de ejercicio

Varia mucho según las características de cada uno, aparte de que otros muchos factores intervienen a la hora de determinar qué se considera exceso de ejercicio, no solo depende de la cantidad de horas al día que dediquemos. El estado físico de la persona, la intensidad del ejercicio que se practica o el número de horas total a la semana empleadas en hacer deporte y actividad física en general (ir andando al trabajo, por ejemplo) son aspectos a tener en cuenta a la hora de valorar si estamos llevando a nuestro cuerpo al sobre entrenamiento.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el fin de que la población, sin dolencias médicas específicas, abandonara los hábitos de vida sedentaria. , es recomendable que las personas de entre 18 a 64 años dediquen un mínimo de 150 minutos semanales a la práctica de alguna actividad física aeróbica, de intensidad moderada. Esto equivaldría a hacer aproximadamente 20 minutos al día.

Cuándo se desgasta un músculo: causas y síntomas

Uno de los efectos del exceso de ejercicio se produce sobre nuestros músculos. Cada vez que realizamos una actividad, algunos tejidos se desgastan con el fin de construir nuevos tejidos para afrontar la actividad que se va a realizar en la siguiente sesión. Cuando se produce el sobre entrenamiento, no damos al cuerpo margen de descanso o incluso no lo nutrimos como necesita para que se produzca la renovación de tejidos.

Otras consecuencias asociadas al exceso de ejercicio

El organismo envía señales en función del nivel de desgaste que sufre el deportista. Una de las más claras se encuentra en el deterioro de las articulaciones. Dolencias en hombros o rodillas pueden parecer comunes en algunas actividades de alto impacto como crossfit o correr, pero han de vigilarse de cerca porque un constante desgaste de las articulaciones puede generar la pérdida de líquido que se encuentra en el punto de unión de los huesos y generar artrosis.

La acumulación de radicales libres es otra de las consecuencias asociadas al exceso de ejercicio, más una alimentación inadecuada. La presencia de radicales libres entre los deportistas es bastante común. Con la actividad física, el número de respiraciones se incrementa, por lo que se forman más radicales libres que, si no se eliminan, terminan produciendo estrés oxidativo. Tanto el descanso para reducir la producción de radicales libres, como una dieta rica en alimentos con vitamina E y C (antioxidantes) son recomendables para evitar la oxidación.

Por último, y no menos importante, está la aparición de la fatiga. Suele ser el síntoma más infravalorado, sobre todo, entre quienes practican deporte sin ningún tipo de planificación. Saltarse los descansos, no tener periodos de carga y descarga de intensidad o volumen del ejercicio, o incluso no respetar el mínimo de horas de sueño que se necesitan, termina provocando el efecto contrario que buscan los deportistas: reducir el rendimiento.

NUESTRAS TIENDAS

Esports Colau Ondara:
Plaza País Valencià nº 8
03760 Ondara (Alicante)
96 647 60 26

Esports Colau Denia:
C/Lepanto nº 2
03700 Dénia (Alicante)
96 578 47 04

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?

Utilizamos Cookies propias y de terceros para recopilar información para mejorar nuestros servicios y para análisis de tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. Puedes configurar tu navegador para impedir su instalación. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar